El sueño pasa por Old Trafford

Martes y trece. El martes a las 20:45 sonará el himno de la Champions en el “Teatro de los Sueños”, un himno que puede ser un aliciente para dos equipos que buscan el pase a la siguiente ronda. El Manchester United de José Mourinho se la juega todo a una carta, seña de identidad del portugués, mientras que el Sevilla de Montella espera conseguir lo que muchos equipos españoles han conseguido en Manchester, un buen resultado que conlleve el pase a la siguiente ronda de Champions.

El United viene de una dinámica muy positiva y dejando una imagen que podría asustar a su rival. Desde el partido de ida de Champions League ha ganado sus tres partidos de Premier League ante Chelsea, Crystal Palace y Liverpool, dos de ellos remontando el partido y el del Liverpool dando una ejmplificación de cómo juegan los equipos de Mourinho.

Por su parte el equipo de Montella viene de cosechar una dura derrota contra un rival directo por el cuarto puesto de la Liga Santander. El 0-2 frente al Valencia no dejó buen sabor de boca al equipo que podría afectarle en lo anímico de cara al partido de Champions. Un partido donde se juega todo, ya que salvo que el Valencia tire la toalla, el cuarto puesto está muy difícil para el Sevilla.

Analizamos la previa del Manchester United-Sevilla de la vuelta de Octavos de la Champions League. En especial nos centraremos en tres aspectos importantes del Manchester United que el Sevilla tendrá que lidiar:

  1. Solide defensiva del conjunto de José Mourinho.
  2. ¿Scott McTominay, Paul Pogba, o ambos?
  3. Estado de forma de la delantera del Manchester.

Solidez defensiva.

Una de las señas de identidad de los equipos de Mourinho es la solidez defensiva de sus equipos. Para el entrenador portugués siempre prima el orden defensivo. En lo que va de Premier League es el segundo equipo menos goleado por detrás del Manchester City. Desde el partido de ida de Champions frente al Sevilla ha encajado cuatro goles en tres partidos, de los cuales dos goles fueron contra dos equipos, Chelsea y Liverpool, que tienen unos registros altos de goles a favor.

Ya vimos en el partido de ida como el Manchester United defendió con una solidez brillante renunciando por momentos a tener ataques posicionales que desajustaran el equipo. Frente al Liverpool la semana pasada se vio de nuevo al Manchester ser un equipo ordenado en defensa que no concedía espacios a su rival.

Vemos como Mourinho sabe que el Liverpool es un equipo que le gusta tener espacios para sus delanteros y que incita al rival a que le presionen. El United en todo momento mantuvo un bloque medio-bajo con acumulación de jugadores evitando que el Liverpool encontrase espacios a la espalda de la defensa o situaciones de superioridad con la incorporación de sus laterales.

Contra el Chelsea en cambio empleó un sistema diferente, el 4-3-1-2 o 4-3-3. El primer esquema se daba más en situaciones defensivas siendo Martial el jugador encargado de ayudar en algunas ocasiones. Con este sistema Mourinho sabía que el Chelsea acumulaba mucho jugador por dentro dejando los carriles exteriores para los carrileros. La idea del portugués fue emparejar laterales con carrileros (Valencia-Marcos Alonsos; Young-Mouses) y el trivote formado por McTominay-Matic-Pogba dar el equilibrio en situaciones defensivas.

 

¿McTominay, Pogba o ambos?

En el partido de ida de Champions League Mourinho sorprendió alineando al jovencísimo McTominay que tuvo un papel muy importante, parar a Banega. Desde entonces el joven jugador ha jugado los tres partidos de Premier League y es probable que juegue contra el Sevilla.

El joven jugador está aportando todo lo que José Mourinho pide en un centrocampista: solidez defensiva, disciplina táctica, responsabilidad y solidaridad. Todo por y para el equipo. Su llegada ha supuesto un alivio a Matic que durante varios partidos sufría en esa zona cuando le acompañaba otro jugador.

Su aparición ha dotado al equipo de mayor equilibrio en fase defensiva, pero además, el jugador técnicamente está cualificado para aportar en el balance ofensivo del equipo.

La duda es ¿qué pasara con Pogba? La jornada pasada no jugó por molestias y dado su estado de forma si el francés no llegase por las molestias, Mourinho no tendría un problema, pero si el francés pudiese llegar, ¿qué aportaría Pogba?

Las cifras pagadas por el conjunto red y su rendimiento está siendo objeto de muchas críticas por parte del aficionado. Mourinho sabe el potencial que tiene y ya ha dicho en muchas ocasiones que el jugador está en una fase de aprendizaje. Esta fase no solo es la imagen del Pogba de la Juventus, sino que además Mourinho le está pidiendo mucho trabajo defensivo y mucho rigor táctico.

En el partido contra el Chelsea jugó de inicio para formar un trivote junto a la pareja Matic-McTominay. Su papel en ese partido fue crucial tanto en lo defensivo como en lo ofensivo, es decir, el famoso box to box. Fue el nexo que permitía las transiciones del Manchester una vez robaba el balón a su rival, y además, ayudo en tareas defensivas con el nuevo esquema que planteó Mourinho ante el Chelsea.

 

Estado de forma de la delantera del Manchester United.

La llegada de Alexis Sánchez hizo pasar a un segundo plano el gran estado de forma de jugadores como Lingard, Martial y Rasfhord. El chileno después de varios partidos se ha acoplado a lo que Mourinho le está pidiendo y con ello el equipo en ataque se ha vuelto de nuevo eficaz. Tres partidos, tres victorias. Siete goles, cinco de ellos anotados por sus delanteros: dos goles de Lukaku, dos goles de Rasfhord y un gol de Lingard.

El Sevilla tendrá que lidiar con unos jugadores en un estado de forma excepcional. El hombre más peligroso Lukaku y lo que puede aportar el belga en el ataque del Manchester. En el partido del Liverpool, Mourinho planteó un juego directo con segundas jugadas, donde Rasfhord fue el protagonista gracias al trabajo del belga.

Juego directo, transiciones y ataques posicionales. Estos últimos también importantes porque son siempre verticales y con muy pocos toques. El Manchester United es un equipo que destaca por ser vertical y ofensivo en sus ataques. No suele realizar ataques posicionales largos ni que pasen por las diferentes zonas del campo, se ajusta a su rival y ataca las debilidades de este. En la ida ya vimos una jugada en los minutos finales:

 

¿Qué planteará Mourinho? ¿Jugará como contra el Chelsea si finalmente llega Pogba o jugará como contra el Liverpool con un doble pivote y Alexis de mediapunta?

 

Deja un comentario