La confianza en un plan- Valencia vs Barcelona (Copa del Rey)

Ayer en Mestalla se jugó la vuelta de la semifinal entre el Valencia y el Barcelona, dos grandes equipos peleando por llegar a una final. El Barcelona partía con ventaja en la ida gracias al gol de Suárez en un partido donde el Valencia defendió muy bien pero no supo conectar arriba para intimidar al Barcelona. El partido de vuelta no era tarea fácil para el Barcelona pese a la ventaja. Una ciudad y una afición volcada con casi 45.000 personas en Mestalla se volcaron con su equipo para remontar la eliminatoria y poder llegar a una final después de diez años. Pero no fue así y el gol de Coutinho deshizo el plan que se preparó durante toda la semana. Un plan que el entrenador del Valencia ideó y consiguió introducir a su equipo para conseguir pasar la eliminatoria.

Marcelino ideó un plan que ya se vio en el Wanda contra el Atlético, lo siguió trabajando con la recuperación de lesionados y murió con él. El asturiano se la jugó a una carta y con el gol todo se desestabilizó.

Hoy analizamos el primer tiempo del Valencia de Marcelino frente al Barcelona y cómo por primera vez el entrenador asturiano cambió de sistema adaptando el nuevo esquema a una nueva forma de jugar.

El Valencia salió con la siguiente alineación:

Jaume/Montoya-Garay-Paulista-Gayá/ Coquelin-Parejo-Kondogbia/ Rodrigo-Vietto-Zaza

El Barcelona salió con:

Cilessen/Sergi Roberto-Pique-Umtiti-Alba/André-Rakitic-Busquets-Iniesta/Messi-Suárez.

Sorprendió Valverde con la titularidad de André Gomes. No es fácil intuir qué prepara el rival y tal vez Valverde pensó que el Valencia saldría con Guedes por la banda de ahí que el portugués André fuese el elegido para ayudar a Sergi Roberto dada su condición física y su despliegue abarcando campo tanto arriba como atrás, además, con la altura podría suponer una ayuda en las acciones a balón parado. Pero el Valencia cambió el plan y con ello la forma de defender dejando a un Barcelona un tanto perplejo a la hora de atacar acercándose muy poco a la portería de Jaume, en parte por la comodidad del resultado y por la disposición del rival.

¿Qué planteó Marcelino?

Con el nuevo esquema dejó los carriles exteriores libres emparejando a los laterales con los laterales rivales. La idea del asturiano era acumular mucho jugador por dentro para evitar los posibles pases atrás o las llegadas en segunda línea. Durante el partido tal idea se llevó acabo con exageración encontrando el Barcelona situaciones de superioridad numérica en carril exterior pero que no se podía materializar por la acumulación de jugadores valencianistas en el carril central.

La idea era que Messi no fuese el ejecutor de la acción y el finalizador, la jugada tan trabajada del Barcelona con llegada del lateral y pase a la segunda línea donde llega Messi era una de las cosas que Marcelino quiso cerrar.

Defender con 7 u 8 jugadores para salir en transición. La misma idea que en la ida en el Camp Nou pero esta vez el Valencia sí que conectó las transiciones en la primera parte. Con el 4-3-3 y un Rodrigo más atrasado el Valencia intentó atraer al Barcelona para aprovechar los espacios. Marcelino es conocedor de que una de las características de este Barcelona es la presión tras pérdida y la acumulación de jugadores en campo rival. Sabiendo que Busquets es el primer ejecutor para esta acción intento atraerlo con Rodrigo para que Vietto y Zaza aprovecharan los espacios que dejaban los laterales abriendo la defensa del Barcelona.

Pero el equipo de Marcelino no sólo jugó a correr una vez robado el balón, cuando tenía la pelota la idea era la misma mover el balón para sacar al Barcelona en la presión y poder buscar los espacios. El jugador que mejor leyó estas acciones fue Rodrigo Moreno siendo capaz de recibir entre líneas y poder generar peligro, un peligro que tan solo se materializó en varias ocasiones pero se notaba la ausencia de su mejor socio, Gonçalo Guedes.

Con el pitido del descanso el Valencia parecía satisfecho con la ejecución del plan, un par de ocasiones y tan solo un disparo de Leo Messi fuera del área. Pero en frente estaba el Barcelona y con un entrenador, Valverde, que sabe adaptarse muy bien a los cambios tácticos durante el partido y nada más salir del vestuario dio entrada a Coutinho para aprovechar esa banda derecha y además generar más presencia por dentro.

Un fallo de Montoya en la salida de balón unido a la lenta reacción de la defensa valencianista permitió que el propio Coutinho fuese el encargado de abrir el marcador y poner tierra de por medio acabando con el plan que el Valencia había preparado. La entrada de Guedes y Soler dieron más verticalidad al Valencia pero con el partido abierto el Barcelona también llegaba y con un regalo de la defensa valencianista se puso con un 0-2 en un campo difícil.

El Barcelona se enfrentará contra el Sevilla en la final de la Copa del Rey. Llegan semanas complicadas para el Valencia que tiene un equipo en cuadro por las lesiones y con un bajón físico importante. El objetivo del club es la Champions pero se antoja un final de temporada muy duro para el Valencia.

 

Deja un comentario