La Kriptonita de Guardiola- Análisis del Liverpool-City

Primera derrota del Manchester City en la Premier League ante un gran Liverpool en Anfield. De nuevo Jurgen Klopp fue el que consiguió cortar la racha de invicto de Guardiola en su segundo año al frente del Manchester City. El alemán se convierte así en el único entrenador que ha conseguido superar a Guardiola. En total el balance entre estos dos entrenadores queda de la siguiente manera:

  • 6 victorias para Klopp.
  • 1 empate.
  • 5 victorias para Guardiola.

Además es el único entrenador que ha conseguido marcar cuatro goles a los equipos de Guardiola, primero con el Dortmund y la segunda vez el domingo en Anfield en el partido que acabó con victoria del Liverpool por un 4-3.

Vamos a analizar qué hicieron ambos conjuntos en el partido del domingo pasado y cómo el Liverpool fue capaz de doblegar durante casi la totalidad del partido al invicto Manchester City.

Alineaciones de ambos equipos:

Liverpool

 Karius/ J.Gómez-J.Matip-Lovren-Robertson/ A.Oxlade-E.Can-G.Wijnaldum/ Salah-Firmino-Mané.

Con la ausencia de Henderson y la venta de Coutinho, Klopp alineó a Emre Can como pivote dejando a Oxlade-Chamberlian el puesto de interior. El central Virgil van Dijk vio desde la grada como su equipo doblegaba al Manchester City.

Manchester City

Ederson/ Delph-Otamendi-Stones-Walker/ Fernandinho-De Bruyne-Gündogan/ Sterling-Agüero-Sané.

Con la baja de David Silva y de Grabiel Jesús, Guardiola fue fiel a sus sistema dando entrada a Gündogan para jugar en el centro con De Bruyne y Fernandinho.

Dos estilos diferentes pero ambos ofensivos como así recalcaron los entrenadores:
Guardiola: “Klopp es un entrenador valiente…y en Anfield”
Klopp: “No hay otra alternativa más allá del fútbol ofensivo. De lo contrario, estarás en el área esperando a ganar la lotería”.

Y así fue, un partido ofensivo por ambos conjuntos pero en donde lo más destacable fue la presión que el Liverpool hizo sobre el Manchester Ctiy, una presión intensa sobre poseedor del balón que duró casi la totalidad del partido.

Como hemos visto en el vídeo, el Liverpool incitaba a que el Manchester City no tuviese facilidades a la hora del inicio de la jugada y en caso de superar esa primera presión orientaba el juego hacía la banda para limitar la zona de acción del Manchester.

Pese a que durante los primeros 45 minutos el equipo dirigido por Guardiola sufrió estas situaciones, en algunas ocasiones consiguió superar esa presión del Liverpool y generar situaciones de ventaja.

Al descanso el partido se iba con 1-1 pero con mejores sensaciones el Liverpool que el Manchester City. Con la identidad que impone Klopp a sus equipos, el Liverpool a la hora de atacar lo hacía de dos maneras:

  • Contraataque tras éxito en la presión.
  • Creación de situaciones de 3 contra 3 o 4 contra 4.

El jugador que destacó en esta última situación fue Oxlade-Chamberlain que fue capaz de darle al equipo el ritmo necesario en cada momento. Con el Manchester City dispuesto en un 4-1-4-1 la colocación de Oxlade obligaba a Otamendi a salir del sitio creando esas situaciones que hemos mencionado.

La segunda parte fue similar a los primeros 45 minutos. El Manchester City se lanzó a buscar el segundo gol realizando buenas combinaciones y consiguiendo superar por momentos la presión del Liverpool.

Pero el conjunto de Klopp no bajo los brazos en ningún momento y siguió presionando en la segunda parte. Diez minutos, en tan solo diez minutos el Liverpool consiguió noquear al Manchester City anotando tres goles tras varias acciones colectiva en la presión para finalizar con contragolpes de manual.

Con un 4-1 el partido parecía resuelto y el Manchester City estaba en shock después de recibir tres goles en diez minutos. Pero como era de esperar, el físico de los jugadores del Liverpool unido a la comodidad del resultado hizo que el equipo de Guardiola se fuese acercando a la portería del Liverpool. Dos goles consiguieron anotar los del Manchester City poniéndose el partido con un 4-3. En el último suspiro, Agüero tuvo la oportunidad de empatar el partido.

Hay quien dice que hacer un cambio en una acción a balón parado trae mala suerte porque se generan distracciones y errores en las marcas. A punto estuvo Agüero de conseguir el empate tras el cambio del Liverpool.

En mi opinión el Manchester City usó poco el recurso de los cambios de orientación. Como hemos visto el Liverpool basculaba mucho en las acciones defensivas y se daban muchas situaciones de 1 contra 1. Sterling, ex jugador del Liverpool estuvo muy poco acertado desaprovechando las situaciones favorables que conseguía su equipo para él. Por su parte el Liverpool hizo uno de sus mejores partidos consiguiendo superar al líder y mantener la dinámica positiva que arrastra el conjunto de Jurgen Klopp.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario