La Renuncia por una Causa- Análisis Nápoles-Juventus

El viernes a las 20:45 en San Paolo se enfrentaban el líder de la Serie A, el Nápoles, contra el campeón de la temporada pasada, la Juventus.

El Inter y la Roma acechando al Nápoles y la Juventus que no quería perder la estela del líder hacían del partido del viernes el partido de la jornada. Con la victoria por la mínima de la Juventus en casa del Nápoles y la victoria del Inter de Spalleti, la Serie A se pone en un momento dulce con 4 equipos peleando por el Scudetto.

El partido del viernes fue la confirmación de la recuperación de la Juventus, esa Juventus que en los últimos partidos había tenido serios problemas defensivos. Con la salida y entrada de jugadores, el técnico Allegri tenía que volver a recuperar esos automatismos defensivos que caracterizaban a su equipo y no había mejor momento que en casa del líder. Douglas Costa, Matuidi y el propio Dybala comprendieron en todo momento qué les pedía su técnico.

El entrenador juventino estudió a su rival y le hizo la vida imposible obligándole a jugar como él quería. El Nápoles en todo momento tuvo la posesión del balón, en parte, cedido por la Juventus que se adelantó rápido en el marcador y decidió renunciar a la posesión para frenar el juego del rival, un rival que juega un fútbol muy ofensivo con un tridente Insigne-Mertens-Hamsik muy en forma.

El partido fue un calco de lo que pasó el año pasado en el mismo estadio, pero con un resultado diferente. Está vez la Juventus no cometió ningún error defensivo que pudiese dar posibilidad al rival para generar ocasiones de peligro.

¿Cómo consiguió parar Allegri al Nápoles de Sarri?

Como hemos dicho la renuncia del balón para montar un sistema defensivo que impidiese desarrollar el juego del rival. La Juventus salió con un sistema 4-4-1-1 formando dos líneas juntas que impedían a los jugadores del Nápoles recibir detrás de las líneas del rival.

Juventus: Buffon/ De Sciglio-Benatia-Chiellini-Asamoah/ Douglas Costa-Pjanic-Khedira-Matuidi/ Dybala-Higuain

Por su parte el Nápoles salió con su típica formación el 4-3-3. Con la baja de Goulam y de Milik el Nápoles tuvo serios problemas durante todo el partido para desarrollar su juego.

Nápoles: Reina/ Mario Rui-Albiol-Koulibaly-Hysaj/ Hamsik-Jorginho-Allan/ Insigne-Mertens-Callejón

El Nápoles es un equipo que se caracteriza por tener un fútbol ofensivo. Sus jugadores Mertens e Insigne tiene libertad para moverse por el campo y buscar siempre el balón detrás de las líneas del rival. Siempre el equipo está formando triángulos para aprovechar el espacio y atacar la defensa rival.

La Juventus salió los primeros minutos a por el partido pero con una idea clara, no dejar espacios para desarrollar el juego del Nápoles. Cuando la Juventus tenía el balón incitaba al Nápoles a la presión obligando a Hamsik-Jorginho- Allan a tener que salir provocando espacios que aprovechaban tanto Khedira como Dybala.

La Juventus había conseguido su objetivo que era adelantarse en el marcador y obligando al Nápoles a tener que salir a la presión y buscar los 2vs2 o 1vs1 en banda. En ese momento el conjunto de Allegri cedió la pelota al Nápoles esperando su oportunidad para las transiciones Defensa-Ataque.

La Juventus a la hora de defender obligaba en todo momento al Nápoles a jugar siempre hacia fuera, es decir, hacia las bandas con sus laterales. Dybala fue el encargado de tapar el primer pase a Jorginho, Khedira se encargaba de tapar a Hamsik cuando este venía a recibir y Matuidi era el encargado de cerrar a Allan. Esto dejaba a Pjanic que retrasaba un poco su posición como si fuera un pivote evitando el tener espacios libres para la movilidad de Insigne-Mertens-Callejón.

En la primera imagen vemos el triángulo que siempre forma el Nápoles para aprovechar los espacios y entrar de cara. Mientras que en la segunda imagen vemos que no es posible esa formación debido a la disposición defensiva de la Juventus.

Las dos líneas de 4 muy juntas evitaban los espacios y los jugadores de la Juventus siempre con su postura corporal obligaban a jugar hacía fuera o hacía atrás. El Nápoles solo tenía como recurso entrar por banda y realizar un centro lateral. En esta situación la Juventus estaba cómoda debido a la envergadura de sus centrales que podían sacar el balón siempre sin peligro.

El Nápoles en casi ningún momento puso en aprietos a Buffon. La Juventus controló todo el partido desquiciando a los jugadores del NápolesAllegri le ganó la partida táctica a Sarri y consiguió la primera derrota del Nápoles en lo que va de campeonato.

Allegri es un entrenador meticuloso que trabaja muy bien la preparación del partido. Estudia a sus rivales a fondo y trabaja las diferentes situaciones del partido. El único pero que le pondría, es que en ocasiones cuando el plan de partido no le sale y la Juventus va por detrás en el marcador le cuesta mucho reaccionar y cambiar a un plan B o tener que ser el equipo que lleve la iniciativa, en especial contra equipos grandes.

Muchas Gracias, tenéis los comentarios para las opiniones. Para los que no estéis  subscritos con tan solo colocar el correo os llegará un correo con los nuevos artículos.

Como bien sabéis estamos en las redes sociales, en especial en Twitter (El Rincón del Fútbol @igmomae; ). Hacemos seguimientos de partidos en directo (imágenes, vídeos, comentarios), publicamos encuestas para diferentes análisis (MVP del mes, qué partido queréis que analicemos, qué equipo, etc). Como bien sabéis ha habido un empate entre Salah e Icardi y dado el buen momento del Inter el MVP del mes de Noviembre es Icardi. 

 

Deja un comentario