Todo sigue igual-Crónica Valencia-Barcelona

Reparto de puntos entre el Valencia y el Barcelona en el partido que se jugó ayer en Mestalla. Con el empate entre el líder y el segundo clasificado todo sigue igual, el Barcelona aventaja al Valencia en 4 puntos pero tanto Real Madrid como Atlético de Madrid recortan dos puntos al Barcelona.

Antes de comenzar la crónica, como bien dijeron los entrenadores en las respectivas ruedas de prensa, no es normal que la tecnología no este presente aún en la que llaman la mejor liga del mundo. Ayer el arbitro cometió varios errores, el gol de Messi que hubiese cambiado el partido en la primera parte y varios penalties al Valencia en la segunda parte.

Nadie sabe que hubiese pasado si el gol sube al marcador, porque aún quedaba mucho partido, pero se puede suponer que el Valencia tendría que estirarse más para buscar el empate o la remontada.

A las 18:45 los alrededores de Mestalla eran un hervidero esperando a su equipo para animarlo en uno de los partidos más importantes de la temporada. La afición valencianista no falló y estuvo con su equipo horas antes del partido y durante todo el encuentro intentando ser ese duodécimo jugador para conseguir la victoria.

Comenzó el partido y en los primeros minutos se vio lo que iba a ser la primera parte del partido, un monólogo del Barcelona. El equipo de Valverde repitió el mismo planteamiento que el partido de Champions League contra la Juventus. Con la presencia de los cuatro centrocampistas (Busquets, Rakitic, Paulinho e Iniesta) el Barcelona se aseguró de asfixiar al centro del campo del Valencia para evitar las transiciones defensa-ataque del equipo de Marcelino. Con las incorporaciones de Iniesta y Rakitic por el centro, el Barcelona se aseguraba tener superioridad numérica por dentro del campo, además estrechando el campo conseguía mantener al equipo unido para la presión.

La dupla UmtitiSemedo más la colocación de Sergio Busquets hizo que el Valencia fuese incapaz de encontrar los espacios para correr. La presencia de Paulinho por delante de la dupla BusquetsRakitic hizo que el Valencia no tuviese ese primer pase para salir de la presión una vez habían recuperado la pelota.

El Valencia habituado a usar un bloque medio en los partidos, durante los primeros 45 minutos mantuvo en todo momento un bloque bajo con una línea defensiva pegada a la línea del área. Se notaba el respeto de los jugadores del Valencia ante el líder y en la primera parte se vieron constantes imprecisiones de los jugadores del Valencia que se transformaban en perdidas de balón en su propio campo. De un total de 400 pases que dio el Valencia en el partido de ayer, casi más de la mitad de los pases fueron perdidas del conjunto valencianista. El equipo de Marcelino intentaba buscar los espacios pero las recuperaciones eran en zonas muy lejanas y con pocos espacios para las transiciones defensa-ataque.

Con la polémica del gol de Messi que no subió al marcador, al Barcelona en la primera parte le faltó ese último pase-finalización. Con el nuevo sistema, Luis Suárez sufre mucho porque no tiene acompañante ya que Messi tiene libertad a la hora de jugar. El uruguayo esta en un momento de forma muy bajo y los constantes fueras de juegos pitados durante el partido no son buenos síntomas para el delantero culé.

Con 0-0 en el descanso en el ambiente se respiraba un sufrimiento por ver al equipo encerrado con un Barcelona desatado, en especial un Messi inspirado que no hay defensa o sistema que lo pueda parar.

Reanudada la segunda parte todo cambió y se convirtió en un partido nuevo. El Valencia estiró el campo haciéndolo más ancho y adelantó a su equipo colocando la línea defensiva mas alejada de la línea del área. En esta fase del partido los jugadores se soltaron y vimos de nuevo a la dupla ParejoKondogbia haciendo jugar al equipo de Marcelino.

La idea era clara, hacer salir al Barcelona a la presión para buscar en diagonal el 1 vs 1 de GuedesSemedo o la sobreposición de Gaya. Con un equipo mas amplio y un Barcelona más estrecho, en especial las basculaciones de Rakitic, el Valencia encontró sus espacios y fue ahí donde apareció la figura de Guedes. El portugués intimido en todo momento a Semedo con sus constantes diagonales y sus verticalidad conduciendo el balón. De ahí nació la jugada del gol del Valencia, en donde Gaya metió un centro que culminó Rodrigo Moreno.

Eran los mejores momentos del Valencia en el partido con llegadas constantes al área del Barcelona. Valverde movió fichas para ir a por el partido sacando a Rakitic y pasando al 4-3-3. En ese momento el Valencia recupera el centro del campo donde Kondogbia y Parejo pusieron todo el fútbol dando rienda suelta al Valencia. Al Barcelona le costaba recuperar en campo rival y con el 4-3-3 dejaba más espacios para las transiciones del Valencia.

Pero apareció el de siempre, el 10 del Barcelona, que filtró un balón para la llegada de Jordi Alba empatando el partido. La misma jugada que hemos visto una y otra vez en el Barcelona y que ha recuperado este año con la salida de Neymar.

El Barcelona con el empate fue a por el partido dejando espacios que el Valencia no supo aprovechar. Dos transiciones del Valencia en el descuento, una de Andreas Pereira y otra de Simone Zaza acabaron fuera.

En resumen, una parte para cada equipo. La primera parte el Barcelona fue amo y señor del partido pero generó pocas ocasiones de gol. Al Barcelona le sigue faltando ese último pase. En cambio al Valencia lo que le faltó en la segunda parte fue finalizar las jugadas que tuvo.

Crónica del Valencia-Barcelona. Espero vuestros comentarios y que lo paséis a vuestros amigos.

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios en “Todo sigue igual-Crónica Valencia-Barcelona”

  1. Tremendo analisis, la guerra táctica en la segunda parte es de lo más hermoso de este juego, el Barcelona arriesga a perder el control del juego con los cambios, para volver el partido en un toma y daca sabiendo que eso podría favorecerle y con la necesidad de ir a por la victoria, aún así una genialidad de Messi fue lo único que puedo penetrar la defensa ché.
    Por el contrario, el valencia quizás dejó el centro del campo en la segunda parte sin control con kondogbia amonestado, pero tomo el guante del Barcelona para desarrollar las contras que tanto le gustan, sin precisión para definirlas correctamente, al final reparto de puntos

    1. Ignacio Moyá Mañes

      Se notó el bajón físico de los jugadores del Barcelona en especial de Rakitic y de Iniesta. En ese momento creo que Valverde se dio cuenta que las transiciones ataque-defensa que tanto éxito había tenido en la primera parte no funcionaban y si le añades el gol y el asedio constante a Semedo, que en la segunda parte defensivamente estuvo mal, fue a por el partido cambiando al 4-3-3 y dejando más espacio en el centro. El partido como dices fue más abierto pero el centro del campo del Barcelona sufría mucho con los repliegues.

Deja un comentario